GAATW Logo

Global Alliance Against Traffic in Women

Human Rights
at home, abroad and on the way...

GAATW Logo

Global Alliance Against Traffic in Women

Human Rights
at home, abroad and on the way...

GAATW Publications

Las trabajadoras sexuales se organizan por el cambio

inglés

Las organizaciones de derechos de las trabajadoras sexuales responden creativamente a la violencia, la explotación y otros abusos dentro de la industria del sexo, incluidos casos de trata de personas, según el nuevo informe publicado por la Alianza Global contra la Trata de Mujeres: Trabajadoras sexuales que se organizan por el cambio: representarse a sí mismas, movilización de la comunidad y condiciones de trabajo.

El informe se basa en investigaciones realizadas con organizaciones de trabajadores sexuales en siete países: Canadá, México, España, Sudáfrica, India, Tailandia y Nueva Zelanda. Resalta los casos en que las personas que ejercen el trabajo sexual o las organizaciones de trabajadoras sexuales se enteraron de situaciones en las que una mujer experimentaba violencia, trabajaba en condiciones inaceptables o era traída a la industria por la fuerza o el engaño con fines de explotación. En estos casos, las personas que ejercen el trabajo sexual resolvieron el problema como un colectivo, brindando asesoramiento y derivaron a otras organizaciones, negociando con el burdel, persiguiendo al proxeneta o reuniendo dinero para ayudar a la mujer a regresar a su hogar.

Más allá del apoyo a casos individuales, este informe también documenta cómo las organizaciones de derechos de los trabajadores sexuales movilizan a las trabajadoras sexuales y a sus aliadas/os para resistir el estigma, la discriminación y la opresión y expresar sus preocupaciones colectivamente, exigir sus derechos y participar en la vida pública y política. Este tipo de acción colectiva crea confianza en las personas que ejercen el trabajo sexual y las ayuda a protegerse mejor contra la violencia y el abuso.

A pesar de este importante trabajo, las organizaciones de derechos de las personas que ejercen el trabajo sexual muchas veces no son reconocidas e incluso son vilipendiadas por la comunidad contra la trata. En la última década, las partes interesadas en la lucha contra la trata han reconocido cada vez más el papel de las asociaciones de trabajadoras/es y de los sindicatos en la prevención y atención de la trata de personas en diferentes sectores de la economía. Ahora se reconoce ampliamente que las personas trabajadoras organizadas son trabajadoras con poder. Sin embargo, las organizaciones de derechos de las personas que ejercen el trabajo sexual generalmente son vistas con recelo por activistas contra la trata y, como resultado, son excluidas de las respuestas contra la trata de personas. En algunos de los países estudiados, encontramos que la contribución de las organizaciones de trabajadoras sexuales contra la trata de personas fue reconocida al menos por ciertas personas en la unidad de la policía local o en contra de la trata. Sin embargo, también documentamos varios casos en los que las organizaciones de trabajadoras sexuales intentaron unirse a redes nacionales de ONG, pero no se les permitió o tuvieron que retirarse debido a la hostilidad.

En definitiva, el informe demuestra que las organizaciones de derechos de las trabajadoras sexuales son organizaciones de derechos humanos cuyo mandato principal es garantizar que los derechos humanos, económicos, sociales, políticos y laborales de las personas con las que trabajan sean reconocidos y respetados por los actores estatales y no estatales. Esperamos que el informe conduzca a un nuevo enfoque para abordar la trata de personas en la industria del sexo, que no se base en la criminalización y en las "incursiones y rescates" indiscriminados, sino en un compromiso significativo con aquellas personas en la industria.

Descargas: 

Complete report

Introduction

Thailand

New Zealand

India

Canada

South Africa

Spain       España - español

Mexico