Prioridades del Programa

Durante el período 2011-2013, la GAATW seguirá exigiendo la comprensión holística de la Trata. La investigación y la difusión de la GAATW partirán de la premisa de que la Trata se enmarca dentro de la migración de género y de los contextos laborales, así como de las complejas realidades de las mujeres. Por este motivo, un enfoque integrado es plenamente sostenible. La diversidad de organizaciones pertenecientes a la GAATW ha puesto de manifiesto el hecho de que las estrategias Antitrata deben reflejar contextos sociopolíticos regionales y locales y responder ante ellos, así como que lograr una solución global que sea la panacea para todas las situaciones puede resultar insostenible. Así pues, parte de nuestro trabajo responderá a contextos locales específicos; como sucede siempre, nuestro trabajo aunará las voces de los grupos afectados y tendrá el objetivo de adquirir relevancia para las vidas de las personas Tratadas, de las trabajadoras migrantes, de las trabajadoras sexuales y de otros grupos marginales.

Entre los pilares principales de la GAATW durante el período 2011-2013 se incluyen los siguientes:

1. RESPONSABILIDAD: propugnar la responsabilidad de los participantes en procedimientos Antitrata en todo tipo de respuestas ante la Trata, destinadas a poner fin a los daños causados por supuestos, políticas y medidas Antitrata de carácter represivo.

El enfoque de la GAATW sobre la responsabilidad se recoge en la publicación de la propia GAATW Collateral Damage: The Impact of Anti-Trafficking Measures on Human Rights Around the World, de 2007, así como en 2009-2010 advocacy for a review mechanism to the UN Convention on Transnational Organised Crime, en los debates de 2009 relativos al acceso a la justicia en las Consultas Regionales de América Latina y de África y en la publicación de 2010 Feeling Good about Feeling Bad: a Global Review of Evaluation in Anti-Trafficking Initiatives.

La GAATW centrará sus esfuerzos en revisar con ojo crítico el impacto de las políticas, los marcos, los acuerdos y los tratados nacionales, regionales e internacionales, así como en analizar a los donantes y en desarrollar enfoques que las agencias puedan emplear frente a la Trata. Este análisis ayudará a la GAATW tanto a exigir la responsabilidad de los participantes en procesos Antitrata como a analizar el impacto de las medidas Antitrata y de nuestros propios esfuerzos Antitrata sobre los grupos afectados.

2. ACCESO A LA JUSTICIA: aumentar y ampliar los espacios mediante los cuales las personas Tratadas y las trabajadoras migrantes puedan ejercer sus derechos.

El programa tratará de aumentar y ampliar los espacios a través de los cuales las personas Tratadas y las trabajadoras migrantes pueden ejercer sus derechos; para ello, incrementará el conocimiento de los principales participantes en materia de derechos humanos en relación con las barreras específicas que evitan el acceso de las personas Tratadas y de las trabajadoras migrantes a sus derechos, además de crear capacidad en las organizaciones miembros para buscar casos a través de organismos regionales e internacionales creados en virtud de tratados de derechos humanos (algunos de los cuales emplean un marco no discriminatorio); también asumirá, al menos, un caso relevante para un organismo regional o internacional creado en virtud de tratados de derechos humanos; mejorará la concienciación entre la sociedad acerca de las personas Tratadas y de los obstáculos de las trabajadoras migrantes para acceder a sus derechos; y analizará cómo la discriminación se cruza con los intentos de las mujeres y de los profesionales de acceder a la justicia y de poder ejercer sus derechos.

3. PODER EN LA MIGRACIÓN Y EN EL TRABAJO: establecer un análisis sobre el poder de la mujer en su trabajo y en la migración para poder evaluar mejor el impacto de las políticas laborales y de migración sobre las mujeres y para poder trabajar en aras de procesos laborales y migratorios que reflejen las necesidades, las aspiraciones y las capacidades de las migrantes.

Desarrollar un análisis sobre el poder de las mujeres en su trabajo y en la migración puede resultar de ayuda a la hora de no caer en el proteccionismo en las políticas de migración laboral (p. ej., limitando la migración de las mujeres para su seguridad) y permitir un análisis más concienzudo sobre cómo las políticas de migración laboral reflejan las necesidades, las aspiraciones y las capacidades de las migrantes. Fijar el concepto «poder en la migración y en el trabajo» también puede ayudarnos a comprender mejor aspectos como la justicia económica para los migrantes, el poder de las trabajadoras en procesos de contratación, el poder de las personas Tratadas en procesos de asistencia, el tráfico o los derechos de las trabajadoras en Oriente Medio y en otras zonas que no han sido suficientemente investigadas, por nombrar algunos ejemplos, además de ayudarnos en nuestros esfuerzos encaminados a lograr estas metas.

4. GRUPOS AUTOORGANIZADOS EN LA ALIANZA: ratificar el papel de organizaciones muy pequeñas y de grupos directamente afectados (incluyendo supervivientes de Trata, mujeres migrantes, trabajadoras sexuales, mujeres rurales y mujeres migrantes que han regresado) en los esfuerzos Antitrata.

La GAATW siempre ha hecho hincapié en el papel fundamental de las mujeres directamente afectadas por las medidas sobre Trata y/o Antitrata en los esfuerzos Antitrata. Los grupos autoorganizados (o grupos que constan de mujeres con experiencia directa en el tema sobre el que están trabajando, como por ejemplo grupos liderados por empleadas domésticas) que pertenecen a nuestra Alianza han articulado los siguientes preceptos: cómo han afectado a sus vidas las medidas Antitrata; cómo conciben las prácticas Antitrata basadas en los derechos humanos; cómo  se cruzan los procesos de recuperación personal y activismo; cómo las políticas se cruzan con las aspiraciones de las mujeres y sus realidades; las dificultades a la hora de acceder a apoyo si se mueven por fuera de la corriente dominante que impera en los marcos de las ONG; y un análisis que procede de la experiencia vivida en varias materias.

Los asuntos y las prioridades de los grupos autoorganizados se trazarán en las 3 direcciones programáticas que aparecen más arriba y se integrarán a través de todos los programas de la GAATW. No obstante, también seguiremos conservando espacios para la colaboración con grupos autoorganizados que puedan moverse de forma independiente con respecto a los 3 pilares anteriores.